KITSBOR

Kitsbor inició sus actividades en 1995, con una pequeña línea de kits de campana homocinética.

Ubicado en São Paulo e inicialmente utilizando una pequeña área de aproximadamente 150 m2, con trabajo duro y conocimiento técnico, desarrolló una de las mayores líneas de kits automotrices en el país. Hoy en día cuenta con más de 3.000 productos para todas las marcas de vehículos del mercado. Ocupa un área de más de 2.000 m2, con una logística moderna que permite atender eficientemente a los mayores distribuidores de automóviles de Brasil.

Reconocida por su calidad y confiabilidad, hoy exporta a países latinoamericanos, con un catálogo que abarca líneas de suspensión, dirección, freno, intercambio, entre otros.

Superando crisis económicas y políticas, Kitsbor se mantiene firme en su propósito, ser una empresa reconocida en el mercado nacional e internacional, por su capacidad técnica, agilidad, competencia y confiabilidad, que se ven confirmadas por los lazos duraderos con sus clientes.

Kitsbor reconoce y valora el conocimiento y la dedicación de su equipo, confirmado por el hecho de que la mayor parte de su personal ha permanecido en la empresa desde su fundación. El éxito de este kitsbor moderno y dinámico es la imagen de la dedicación de la "familia Kitsbor" que fue guiada por el director Tarcísio Lunz Trevizol Júnior, demostrada por el éxito de la empresa que se ha modernizado garantizando un servicio dinámico de alta calidad.